Mi serpiente no come: qué debes hacer y motivos por los que no lo hace

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Incluso si haces un trabajo casi perfecto parar recrear el ambiente real donde deberían vivir tus reptiles, no siempre puedes lograr que reaccionen como en la naturaleza. En el caso de las serpientes, cuando se crían en cautividad llevan una vida bastante cómoda y no tienen que evadir a los depredadores ni buscar su propio alimento, pero aún así pueden desarrollar otras enfermedades que pongan en peligro su vida, como por ejemplo la falta de apetito prolongada, que puede derivar en infecciones o muerte por inanición. ¿Y qué hacer si mi serpiente no come? -te preguntarás-. En este artículo te lo contamos.

¿Por qué mi serpiente no come?

En algunos casos, la pérdida de apetito es una parte natural del comportamiento de una serpiente, pero también puede ser el resultado de un problema que se puede resolver con ajustes en el ambiente, la dieta o una visita breve al veterniario

Causas naturales que no requieren intervención

Es importante recordar que los hábitos alimenticios de los reptiles son muy diferentes a los de los mamíferos, y hay que tener en cuenta que las serpientes pierden el apetito de vez en cuando como de forma natural.

La muda es la causa más común de pérdida de apetito: la serpiente puede dejar de comer cuando está a punto de mudar o desprenderse de su piel, y es posible que no coma durante una semana antes y después de la muda

Los cambios estacionales y la hibernación son otra de las causas naturales más comunes por las que tu serpiente no come, al igual que el envejecimiento, ya que las serpientes adultas pueden comer mucho menos que las jóvenes en crecimiento.

Causas relacionadas con el medio ambiente

Las serpientes pueden también pueden dejar de comer si se dan una serie de circunstancias ambientales que les afectan negativamente. Estas pueden ser:

Tipo de sustrato

Las serpientes requieren un sustrato apropiado en sus terrarios, y es importante elegir el adecuado para que no le provoque problemas. Algunos tipos de virutas de madera, como el cedro, pueden provocar parásitos o incluso la putrefacción de la piel.

Iluminación

La mayoría de las serpientes requieren un ciclo específico de luz-oscuridad para vivir en cautiverio, y depende del dueño investigar el ciclo de luz correcto para su especie en concreto.

Tipo de comida

Todas las serpientes son carnívoras, pero diferentes especies requieren diferentes tipos y cantidades de alimento. Si no estás seguro de cuál es la dieta ideal para la tuya, consulta con el veterinario, porque una dieta incorrecta puede ser una de las razones por las que tu serpiente no come.

La temperatura

Las serpientes necesitan ambientes cálidos para mantenerse activas y digerir adecuadamente los alimentos. Si una serpiente se enfría demasiado, se vuelve letárgica y puede desarrollar una variedad de enfermedades como infecciones respiratorias o neumonía.

Qué hacer si mi serpiente no come

Enfermedades de las serpientes que pueden causar pérdida de apetito

Existe una amplia gama de enfermedades que pueden disminuir el apetito de tu serpiente. Algunas pueden ser tratadas fácilmente mientras que otras pueden llegar a ser mortales. Ante cualquier duda, visitar al veterinario es siempre la mejor opción.

Infección bucal

Si tu serpiente tiene alguna zona de la boca en mal estado, no tendrá ganas de comer. En caso de que no te atrevas a examinarla por ti mismo, llévala al veterinario.

Enfermedades respiratorias

Las serpientes no quieren comer cuando tienen infecciones respiratorias de neumonía. Si tu serpiente estornuda, respira por la boca o lagrimea por los ojos o la nariz, es probable que tenga alguna enfermedad respiratoria.

Parásitos intestinales

Los parásitos intestinales son microscópicos y normales en los reptiles. Sin embargo, cuando sobrepueblan los intestinos de la serpiente, ésta puede dejar de comer. Esto no puede saberse a simple vista, así que si no se da ninguna de las otras causas para que tu serpiente no coma, tendrás que llevar a un veterinario una muestra de sus heces para que las analice.

Qué hacer si mi serpiente no come

Aunque no puedes prevenir por completo la pérdida de apetito de tu serpiente, sí que puedes tomar determinadas precauciones para intentar evitarlo.

Asegúrate de que el entorno de tu serpiente sea apropiado para sus necesidades, con la temperatura, el sustrato y las condiciones de luz adecuadas. Dale la cantidad y el tipo de comida adecuados para su especie en concreto, y vigila que respire bien y que no presente llagas ni sangra en la zona de la boca.

Si todos estos elementos están bien, tu serpiente no está mudando de piel, y la edad de tu serpiente y la época del año no son las propias para que pueda perder el apetito, ponte en contacto con un veterinario exótico para que pueda darte pautas que te permitan reconocer otras posibles causas.

Y, una vez que tu serpiente comience a comer de nuevo y se recupere, ten cuidado de no sobrealimentarla, ya que esto puede provocar un efecto rebote que derive en problemas digestivos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario