Perro Husky: características, comportamiento y todo lo que debes saber

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El Husky Siberiano es una hermosa raza de perro caracterizada por su pelaje grueso de múltiples de tonalidades y sus ojos azules que le dan un aspecto de lobo peluche. Cuando tienes la oportunidad de conocer al perro Husky de cerca, es fácil entender por qué tanta gente se siente atraída por la belleza de su majestuosa y lobuna apariencia, pero hay que tener en cuenta que este perro atlético e inteligente puede ser independiente y desafiante para quienes se plantean tener un perro por primera vez. En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre el perro Husky por si te planteas adoptarlo como mascota.

Historia de la raza Husky

Tanto a Rusia como a Estados Unidos les gusta reclamar al Husky siberiano como propio, pero lo cierto es que la raza fue domesticada por la tribu Chukchi del noreste de Asia hace más de 3.000 años para ayudarles en su vida nómada como tiradores de trineos.

Durante la fiebre del oro de Alaska, se criaron muchas razas de perros de trineo tanto para carreras por la nieve como para trabajos, y los perros de los Chukchis demostraron ser corredores rápidos de gran resistencia a pesar de su pequeño tamaño que se popularizaron por la zona, y desde allí se pusieron de moda en el resto del país.

perro husky

La fama del perro Husky siberiano como perro de trineo de carreras se consolidó definitivamente cuando un equipo de huskies corrió 340 millas a través de furiosas ventiscas para suministrar medicamento a los niños de Nome, que padecían una epidemia difteria. La película «Balto» y las muchas historias sobre el mismo tema han hecho que esta raza sea reconocida por la gente en todo el mundo.

Aunque la mayoría de los Huskies siberianos de hoy en día son simplemente mascotas familiares, muchos otros todavía tiran de los trineos en las carreras locales y disfrutan de las carreras de esquí con sus dueños.

Características del perro Husky

El Husky siberiano es un perro de tamaño mediano, ligeramente más largo que alto. Su altura oscila entre 50 y 58 centímetros y su peso entre los 15 y los 27 kilos.

El perro Husky tiene orejas erguidas, ojos de color azul o marrón (a veces incluso uno de cada color), y también un pelaje muy denso, esponjoso y abundante. Se hace un poco más largo alrededor del cuello, pero no hay flecos en las patas o la cola.

En cuanto al color del pelaje, pueden ser desde completamente negros a completamente blancos, con todas las combinaciones posibles entre medias: grises, marrones, etc. Eso sí, la mayoría tienen manchas blancas independientemente de su color, particularmente en el pecho y las patas.

Personalidad

Los huskies siberianos son los clásicos perros del norte. Son inteligentes pero algo independientes y tercos. Son muy agradables y les encanta la compañía de los humanos (especialmente los niños), pero necesitan un adiestramiento disciplinado desde que son cachorros y mucha actividad. Son perros criados para correr, y su amor por correr puede superar a veces su amor por sus dueños, lo que provoca en ocasiones que desobedezcan de manera puntual.

comportamiento perro husky

La mayoría de los huskies siberianos son buenos con otros perros, especialmente con aquellos con los que se crían. Tienen un gran instinto cazador y pueden perseguir gatos y ganado. Los huskies siberianos pueden ser excavadores, especialmente en climas cálidos, porque les gusta crear lugares frescos donde acostarse. Por lo general no tienden a ladrar, pero sí aúllan.

El perro Husky en la convivencia

Los huskies siberianos se desarrollaron bajo condiciones duras, por lo que no es sorprendente que sean perros fáciles de mantener en casi cualquier ambiente. Pueden fácilmente volverse obesos si se les alimenta en exceso o no se les ejercita. Son perros criados para correr, y deberían tener una buena carrera al menos un par de veces a la semana. Los huskies siberianos tienden a ser perros resistentes y a menudo viven hasta los 14 años de edad.

El adiestramiento básico y la socialización temprana son importantes para que el perro Husky aprenda a convivir con personas. Estos perros disfrutan de la compañía humana y les gusta tener un trabajo que hacer, incluso si es sólo hacer running contigo.

Al contrario que otras razas como los Bóxer, los huskies siberianos no se caracterizan por sus tendencias de perro guardián, pero normalmente ladrarán para dar la voz de alarma en caso necesario. Si se les deja demasiado tiempo solos, pueden intentar excavar agujeros, morder el mobiliario o dar a los vecinos un encantador concierto de aullidos. Y, por supuesto, a los huskies les encanta la nieve.

El cuidado del pelaje debe hacerse un par de veces a la semana, y durante la época de muda tendrás que cepillarlo adicionalmente un par de veces más.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario