Las 10 especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar para tener en casa

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Hay ocasiones en las que deseamos aumentar la familia adoptando un animal. El problema se presenta cuando analizamos nuestro estilo de vida y nos planteamos entonces cuál es el que se adapta mejor a nosotros. ¿Tenemos tiempo para pasearlo? ¿Contamos con suficiente espacio en casa? Si a ambas preguntas hemos contestado que no, lo mejor es que nos centremos en las especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar. Conejos, cobayas, ardillas, ratones y hurones son algunas de ellas. Con el fin de que te familiarices con estos animales, a continuación te los describimos más detalladamente.

Las especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar

Cuando contamos con poco tiempo o poco espacio en nuestro día a día, una gran opción si queremos tener un animal en casa es centrarnos en las especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar. De este modo, con el fin de que tomes la mejor decisión, en este apartado te hablaremos de algunas de ellas.

Conejo

especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar

Los conejos criados en casa son animales muy simpáticos y agradables con el ser humano. Si les acostumbramos desde que son pequeños a las caricias y a la cercanía con los miembros de la familia, el animal se sentirá muy cómodo en un hogar. Se trata de seres muy dóciles y fieles, sobre todo con los niños, llegando a crear con ellos un gran vínculo. Ahora bien, debemos tener claro que también disfrutan de su tiempo en soledad, por lo que no es aconsejable tenerles cogidos en brazos todo el tiempo.

Un dato importante respecto a esta especie es que existen multitud de razas y de personalidades. Por lo tanto, si queremos adoptar un animal de estas características nos resultará fácil optar por aquel que se adapte mejor a nosotros. Es decir, no es lo mismo escoger un conejo tranquilo cuando queremos uno más activo, y al revés.

Animales inteligentes

Por otro lado, cabe destacar que son criaturas muy inteligentes y muy limpias. Les encanta acicalarse varias veces al día. Por ello, no solo es difícil que un conejo huela mal, sino que, además, presumen constantemente de un pelaje suave y brillante. Ahora, para conseguirlo, el responsable del animal también deberá limpiar su jaula constantemente. Los conejos merecen sentir su hogar reluciente y vivir con todas las comodidades que merecen.

Hámster

especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar

Tener un hámster como mascota es una buena decisión. Son cariñosos, tiernos y fáciles de cuidar. Necesitan un tiempo de adaptación para conocer, no solo su jaula, sino también a los miembros de su nueva familia. A la hora de mimarlos debemos tener en cuenta que son seres muy delicados; por ello, es importante tratarlos con mucho cuidado para no hacerles daño en ningún momento.

Además, un dato importante es que no debes cogerlos con la mano desde arriba, ya que su instinto puede indicarle que aquello que se acerca a su cuerpo es un ave rapaz y, por lo tanto, debe protegerse con todas sus fuerzas. En definitiva, tener un hámster como mascota es muy cómodo siempre y cuando sepamos la delicadeza con la que debemos tratarlo.

Cobaya

especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar

Entre las especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar también se encuentran las cobayas. Tratar con ellas es muy sencillo. Lo primero que necesitas es una jaula de gran tamaño para que el animal se sienta libre y pueda moverse a gusto. Ahora bien, es importante destacar que también son seres a los que les apetece corretear por la casa. Además, no rompen ni dañan nada, así que no tenemos que preocuparnos por este aspecto. El dispensador de agua, que irá anclado a la jaula, debe ser vigilado por nosotros diariamente, ya que les gusta que esté fresquita y limpia como a cualquiera otro ser.

Por otra parte, señalar que son animales sociales, aunque, al igual que los conejos, también necesitan su espacio. Asimismo, se aconseja adquirir, por ejemplo, dos. Les gusta vivir en compañía, aunque siempre es mejor que convivan desde el principio para evitar problemas de incompatibilidad, por ejemplo.

Ardilla

especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar

Las ardillas son animales tímidos y normalmente les gusta sentirse libres. Cuando esto sucede, existen mayores probabilidades de que ellas se acerquen a nosotros, sobre todo si las ofrecemos comida en la palma de nuestra mano. Al igual que las cobayas, les encanta compartir jaula con un miembro de su misma especie, pero es recomendable que esta convivencia se produzca desde que ambas son pequeñas.

Pueden ser cariñosas con los humanos siempre y cuando estos muestren paciencia con ellas. Tenemos que permitir que la relación se estreche poco a poco y no agobiarlas.

Ratón

especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar

Son muchos los que sienten repelús por este tipo de animales, pero realmente, quien decida tener uno en casa descubrirá que son mascotas muy entretenidas y enérgicas. Son muy independientes, pero si se adaptan desde pequeños a los mimos, son seres muy dóciles.

Normalmente tienen hábitos nocturnos, por lo que no debe sorprendernos verles dormir durante horas a lo largo del día, pero se trata de un hecho que debemos de respetar. Despertar a un ratón durante un sueño profundo es un gran error. Incluso en ese mismo momento el animal puede volverse agresivo. También les gusta vivir en pequeños grupos, pues se sienten acompañados y comprendidos.

Hurón

especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar

Los hurones son seres que se caracterizan por su gran vitalidad. Poseen un carácter muy juguetón y les encanta compartir tiempo con su familia humana. Si adoptamos un hurón, debemos tener en cuenta que, como cualquier otro ser vivo, necesita una serie de cuidados concretos. Entre ellos se encuentran una comida especial, una jaula limpia y un espacio de juego con el que se entretenga y pueda disfrutar a cualquier hora del día.

Jerbo

especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar

El jerbo puede que no sea tan conocido como el hámster o la cobaya, por ejemplo, pero se encuentra entre las especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar. Los jerbos son animales con un carácter muy curioso, lo que provoca que pasen largas horas observando todo lo que tienen a su alrededor. Son muy amistosos si se adaptan bien a su hogar, pero es recomendable que vivan con otros seres de su misma especie. Se entienden muy bien entre sí y suelen protegerse mutuamente.

Rata

Rata doméstica

Se trata de un animal temido por muchos, pero no nos damos cuenta de que las ratas son seres muy simpáticos a los que les encanta el cariño y la atención. Quienes han tenido ratas como mascota han asegurado que son compañeras perfectas. Son animales muy inteligentes, tanto que pueden aprender pautas de comportamiento. Son muy limpias. Se asean constantemente y tan solo necesitan una jaula correspondiente a su tamaño en el que puedan comer, dormir, beber y jugar para liberar toda la energía que poseen.

Cabe destacar que la soledad les puede provocar tristeza y estrés. De este modo, debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para que no sientan este tipo de emociones. Es muy sencillo: tan solo debemos dedicarles nuestro tiempo y, además, permitir que convivan con un compañero de su misma especie.

Chinchilla

Chinchilla doméstica

Son pequeños roedores que presumen de cierta elegancia debido a su pelaje y a sus facciones. Son animales con carácter, aunque no son agresivos si les ofrecemos todos los cuidados que merecen. Es más, llegan a ser muy sociables con el ser humano si se sienten entre ellos protegidos. Son capaces de transmitir cómo se sienten, tristes, contentos o estresados, por ejemplo. De este modo, será fácil empatizar con ellos y tratarles como necesitan en cada momento del día.

Conejo enano

Conejo enano

Respecto al conejo enano, tendremos que tener en cuenta su estilo de alimentación, pues suelen tener el estómago muy delicado. Asimismo, tienen un carácter muy tranquilo y hasta un niño podría cuidarlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario