Envenenamiento en gatos ¿Qué hay que hacer y cómo actuar?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Los gatos son animales cautos por naturaleza. Eso no quita que también sean muy curiosos. Si no queremos que sea cierto el refrán de que la curiosidad mató al gato, debemos saber qué hacer y cómo actuar si se produce un envenenamiento en gatos. Ya sea por un descuido o un accidente, nuestro gato puede ser envenenado. Conocer los síntomas y los primeros auxilios a un gato envenenado puede salvarle la vida, así que presta mucha atención.

Principales causas de envenenamiento en gatos

Los gatos son exploradores natos y como tal les gusta curiosear por ahí, conocer nuevos olores y probar nuevos sabores. En ocasiones el olfato y su instinto no les protege de un alimento perjudicial o que pueda contener veneno (sí, hay gente desalmada que envenena gatos por diversión o rencor).

Los síntomas que indican un caso de envenenamiento en gatos son muy variados y no siempre se presentan de igual forma. En líneas generales depende de la propia naturaleza del felino y del origen de envenenamiento.

Entre los síntomas más habituales que puede presentar tu gato si ha sido envenenado se encuentran:

  1. Los vómitos y las diarreas, en ocasiones acompañadas de sangre;
  2. Cuando vemos que el gato saliva mucho. No son perros, por lo que no suelen salivar.
  3. Si presenta síntomas de irritación gástrica o capilar
  4. Si tiene dificultades para respirar
  5. Si ves que el gato tiene convulsiones, temblores y espasmos musculares involuntarios
  6. Cuando sus pupilas están muy dilatadas
  7. Si se muestra cansado y débil
  8. Si es incapaz de controlar el pis
  9. Si muestra signos de ataxia o descoordinación de las extremidades
  10. Si llega a perder el conocimiento.
Envenenamiento en gatos ¿Qué hay que hacer y cómo actuar?

Cómo actuar en caso de envenenamiento de un gato

¿Tu gato presenta uno o varios de estos síntomas? Llama a tu veterinario y sigue sus instrucciones para estabilizar al animal. Con su ayuda podrás saber exactamente cuál puede ser el estado del animal y cómo tratarlo. Si dispones de una muestra del veneno que ha ingerido llévalo a la consulta con el animal.

Por lo general, en los casos más leves, si es debilidad lo que presenta, lo cogeremos con sumo cuidado y lo llevaremos a una zona ventilada e iluminada, a poder ser en el exterior.

En la llamada al veterinario, facilítale toda la información de la que dispongas, te mostrará si debes o no provocarle el vómito. No siempre es la mejor solución para nuestra mascota. Sobre todo si ha pasado ya tiempo desde que ha ingerido el veneno.

¿Le doy líquidos?

Con los líquidos hay que tener mucho cuidado. Mientras no se conozca el origen del envenenamiento del gato, y salvo que lo indique el veterinario, evita darle cualquier tipo de líquido o hacer que trague algo para provocar el vómito.

Si el veterinario nos lo permite, dar al gato un poco de agua fresca puede ayudar a reducir el impacto en órganos interiores del veneno. Si el animal no la toma por sí mismo, se la daremos a través de una jeringuilla.

¿Y en los casos de envenenamiento por sustancia en la piel?

En estos casos, cuando el veneno es externo, tenemos que evitar en todo momento el acto reflejo del gato a lamerlo y sacudirlo con suavidad pero firmeza con un cepillo adecuado.

Si estuviera adherido al pelaje, y con el cepillado no se consiguiera eliminarlo, la solución sería cortar esa zona para evitar que llegue a la piel o al interior del gato.

En cualquier caso, mantén la calma: en ello se puede ir la vida de tu gato. Si no lo consigues, el gato también se pondrá nervioso y lo más importante es que él esté tranquilo.

Muy importante: Este artículo es una pieza informativa; os animamos a que si vuestro gato presenta los síntomas que os hemos mostrado, acudáis a vuestro veterinario para que os guía en el proceso de ayudar al gato.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario