Raza de perro Gran Danés: todo lo que debes saber sobre ella

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La raza de perro Gran Danés es conocido por ser una de las más grandes que existen y originalmente fue criado para cazar jabalíes. Sin embargo, en la actualidad, estos perros son de los más amables y cariñosos que existen. El gran danés puede ser una maravillosa mascota familiar que, al igual que otros perros, exige bastante atención.

No es ningún secreto que la raza de perro Gran Danés necesita mucho espacio para vivir y no le irá bien crecer en un apartamento pequeño. Pero, ¿qué más necesitas saber sobre esta raza especial? Si estás interesado en aprender más sobre el Gran Danés y comprobar si podría ser tu próxima mascota, atento al resto de información sobre esta raza de perro peculiar.

Historia del Gran Danés

La raza de perro Gran Danés desciende de perros parecidos a los mastines, pero son más refinados que otros descendientes de esta raza. Se desconoce cuándo llegaron por primera vez a España, pero el Great Dane Club of America se formó en 1889 y fue el cuarto club de raza al que se le permitió unirse al American Kennel Club (AKC).

Origen de la raza Gran Danés

El Gran Danés se remonta hasta el año 3000 a. C. Se cree que fueron trasladados a diferentes partes del mundo por los asirios, quienes intercambiaron sus perros con los griegos y romanos, quienes luego los criaron con otras razas. Por eso se cree que el Gran Danés desciende de los perros tipo Mastín.

Originalmente llamados sabuesos de jabalí, los primeros grandes daneses se utilizaron para cazar jabalíes. Incluso tenían las orejas muy cortas para que no se hicieran daño con los colmillos del animal. A finales del siglo XVII, los nobles alemanes comenzaron a criar versiones más grandes de estos perros de trabajo en sus hogares, llamándolos Kammerhunde (perros de cámara).

características raza de perro gran danés

El nombre de la raza Gran Danés proviene de un naturalista francés que viajó a Alemania y vio a uno de los perros jabalíes y lo llamó Gran Perro Danés. Sin embargo, los alemanes todavía tienen el mérito de haber creado estos perros. En 1880, los criadores se reunieron en Alemania y decidieron llamar al Gran Danés Deutsche Dogge (perro alemán), porque se diferenciaba mucho del mastín inglés.

Sin embargo, los países de habla inglesa no aceptaron este nombre y se quedó con Gran Danés. A lo largo del siglo XIX, los criadores alemanes continuaron refinando a esta raza a través de la cría, enfocándose particularmente en su temperamento agresivo que aún conservaban de la caza del jabalí. Afortunadamente, lograron crear un perro muy cariñoso y de carácter dulce que hoy conocemos como el gran danés.

Características de la raza Gran Danés

Estos perros gigantes siguen creciendo en popularidad, aunque debido a su tamaño, no es una raza para todo el mundo. Los perros de la raza Gran Danés nace en camadas de gran tamaño: entre 10 y 15 cachorros.

Apariencia

Aunque algunos grandes daneses pueden ser más pequeños o más grandes que la media, se les conoce como perros de raza gigante. Los machos generalmente miden entre 76 y 86 cm de alto y pesan entre 54 y 90 kilos. Las hembras son más pequeñas, miden entre 71 y 81 cm de alto y pesan entre 45 y 58 kilos.

Los perros de esta raza tienen un cuerpo atlético y musculoso con una cabeza larga, estrecha y grande. Su cuello y orejas también son largas, al igual que su cola, propensa a volcar cosas.

Pelaje

El gran danés tiene un pelaje corto y liso. Desafortunadamente, mudan mucho y, por lo tanto, no son el perro ideal para las personas alérgicas. Sin embargo, su pelaje es fácil de cuidar y mantener en buenas condiciones.

cuidar a un gran danés

Temperamento

El gran danés tiene uno de los mejores temperamentos que puede tener un perro: amables, cariñosos y tranquilos, a esta raza le encanta estar cerca de su gente y no le gusta separarse de la familia. A pesar de que son grandes y puedas pensar que no son nada cariñosos, todo lo contrario. Les agrada estar lo más cerca posible de las personas a las que quiere dándoles cariño.

La raza de perro Gran Danés se llevan muy bien con extraños y otros animales, a menos que piensen que algo o alguien es una amenaza. Son muy protectores con su familia y no tendrán miedo de ladrar si sienten que algo no anda bien. Aunque no son en absoluto agresivos, su tamaño y su ladrido pueden asustar a un intruso, por lo que pueden ser un perro guardián maravilloso para casas grandes o chalets.

A pesar de que su naturaleza es amable y pacífica y pueden llevarse bien con cualquier persona, es una buena idea entrenar y socializar a un Gran Danés desde una edad temprana. Si no estableces límites y reglas desde que es pequeño, puede ser perjudicial para tu mascota y para ti, ya que perderás el control de su educación, un factor esencial en el cuidado de cualquier perro, sobre todo si son de gran tamaño.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario