¿Qué es el síndrome del cachorro nadador y cómo tratarlo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

¿Sabes en qué consiste el síndrome del cachorro nadador? Si tienes un cachorro y notas que no puede caminar con normalidad, y que cuando intenta moverse sus movimientos se asemejan a aquellos que realiza cuando nada, es posible que tu can lo esté sufriendo. Te hablaremos de él a lo largo de este artículo.

¿Qué es el síndrome del cachorro nadador?

El síndrome del cachorro nadador pueden sufrirlo los canes de muy corta edad. Se trata de un problema neurológico que puede provocar la pérdida de movilidad de las patas anteriores y/o posteriores. Se produce por una alteración del sistema nervioso y provoca que el animal, cuando camina, arrastre sus extremidades. Es más, su nombre proviene de este movimiento, ya que parece que el perro está nadando al desplazarse.

Suele presentarse durante el primer mes de vida, es decir, cuando los canes intentan dar sus primeros pasos. Es en este momento cuando se hace evidente que tiene un problema en su sistema locomotor y, por ello, es incapaz de andar con soltura.

Puede sufrirlo cualquier raza, pero, normalmente, según los estudios realizados, es más probable que lo sufran los perros que tengan las patas cortas y su tamaño sea pequeño. Entre ellos se encuentran los siguientes: Bulldog francés, Cocker Spaniel, Basset Hound y Yorkshire Terrier.

Síntomas

Además de no poder andar, existen otros síntomas provocados por el síndrome del cachorro nadador. Por ejemplo, algunos de ellos son la incapacidad de ponerse de pie, la falta de coordinación de los movimientos, estreñimiento, la pérdida de peso y la dificultad para respirar. Asimismo, también destacan la debilidad del animal, la hiperextensión de las extremidades, la locomoción similar al acto de nadar y el decúbito esternal.

Causas

Las causas pueden ser diversas, pero la más destacada es un defecto de nacimiento. De este modo, lo más probable es que el síndrome se desarrolle durante el embarazo. Por otro lado, influyen los componentes ambientales; así, cuando el animal nace no se cría en las condiciones necesarias para que sus extremidades se formen de manera adecuada. Una razón puede ser el suelo resbaladizo o la falta de estímulos para caminar. También se han estudiado los componentes hereditarios y nutricionales. Por ejemlo, el hecho de no alimentarse adecuadamente puede provocar este problema.

síndrome del cachorro nadador

¿El síndrome tiene cura?

La respuesta es sí. Existen ciertos tratamientos que pueden mejorar la situación del can. Para ello, será necesario acudir a una clínica veterinaria. Las técnicas para superar este problema son muy diversas. Las describimos a lo largo de este apartado.

Fisioterapia

Si esta técnica se lleva a cabo desde el principio, el animal dejará de sufrir el síndrome del cachorro nadador. Sería necesario aplicarla de forma diaria durante al menos quince minutos. De este modo, se conseguiría aumentar la fuerza y la musculatura. Asimismo, se trabajaría la coordinación motora. Dentro de la fisioterapia se recomienda también la natación.

Vendajes

En estos casos, los vendajes sirven para recolocar los miembros. Si comienzan a ponerse a partir de la tercera semana de edad, los resultados son muy satisfactorios. Esto se debe a que las articulaciones, incluso los huesos, pueden moldearse con mayor facilidad.

Suplementos nutricionales

Para hacer frente al síndrome del cachorro nadador también se utilizan suplementos nutricionales. Entre los más destacados para esta situación se encuentran la taurina, la vitamina E y el selenio. Si este último se presenta en una cantidad por debajo de la recomendable, el sistema inmune será débil, el crecimiento del perro no será el adecuado e, incluso, el animal puede sufrir problemas de fertilidad.

Control del peso

Cuanto más pese el cachorro, peor será el movimiento que pueda llegar a realizar. La causa es una sobrecarga de sus patas. Así, una recomendación es que el can se alimente a partir de una dieta sana.

Adaptación ambiental

Si queremos que un cachorro no se resbale a la hora de caminar, una solución sencilla es apostar por los suelos antideslizantes.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario