¿Cómo encontrar un hámster cuando se escapa?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Es bastante difícil encontrar un hámster cuando se ha perdido, pero no es una tarea imposible. En nuestro artículo de hoy te presentamos algunas recomendaciones para poder encontrar a tu mascota y llevarla de nuevo a su jaula. Eso sí, te advertimos que debes armarte de paciencia y agudizar muy bien el oído. ¡Manos a la obra!

Consejos para encontrar un hámster si se escapa

Los hámsteres son reyes del escapismo: son muy sigilosos, silenciosos y muy hábiles. No hace falta que los descuides por largos períodos de tiempo, basta con que los pierdas de vista durante unos segundos para que éstos se escabullan fácilmente sin dejar rastro (o eso parece). Es más fácil que tu hámster se pierda si estás jugando con él fuera de la jaula, o en el momento en el que estás limpiando ésta, pero también es posible que el roedor se escape incluso con la jaula cerrada.

Estas mascotas son tan pequeñas y escurridizas que pueden esconderse en cualquier sitio. Encontrarlos puede resultar una tarea complicada, pero no imposible. En ocasiones bastará con dejar abierta la puerta de la jaula para que el hámster vuelva sin ningún problema. Lo que sí te recomendamos es que, una vez que te percates de que la mascota se ha perdido, intentes mantener la puerta exterior y ventanas de tu casa cerradas para evitar que la pérdida sea definitiva.

¿Dónde empezar a buscar?

Vale, el hámster se ha perdido, ¿Por dónde empezar a buscarlo? Comienza por los lugares favoritos de la mascota y toma como referencia su jaula. Lo mejor que puedes hacer es tomar la jaula como punto de partida o centro y, a partir de ahí, extender la búsqueda por los alrededores. Es posible que el hámster se encuentre asustado e intente buscar un escondite seguro.

Así es posible encontrar un hámster si se ha perdido

Te recomendamos aislar la habitación donde se encuentra la jaula del hámster, pues es probable que no haya conseguido salir de ahí. Una vez que hayas buscado en cada resquicio, entonces sí pasa a la siguiente habitación. Debes de buscar absolutamente en todos los lugares. Desde cajas y cajoneras, hasta dentro de los zapatos, la ropa, bolsos, en el espacio entre los muebles y las paredes, etcétera. Recuerda que el tamaño de estos roedores permite que se escondan en todos los sitios imaginables.

Revisa también debajo de los electrodomésticos, debajo de los muebles, e incluso en el baño. Pon especial atención en los sitios cálidos y oscuros, pues estos suelen atraer más a los hámsteres. Ten mucho cuidado mientras realizas la búsqueda. Por ejemplo, mira bien por donde pisas y tampoco tires las cosas de golpe al suelo, pues podrías hacerle daño a tu mascota. Si encuentras algún agujero o tubería en la pared, ten en cuenta que tu hámster pudo haberse escabullido por alguno de éstos.

¿Qué debes hacer para encontrar un hámster?

Has buscado por todas partes, pero no consigues encontrar a tu mascota. Es momento de pasar a la verdadera acción y tener mucha paciencia. Intenta buscar al roedor por la noche: recuerda que son animales nocturnos y es posible que salga de su escondite en este momento del día. Mantén las habitaciones con una luz tenue que te permita verle, pero suficientemente oscura para que tu mascota tenga confianza para salir.

Otro de los mejores consejos para encontrar un hámster es atraerlo con comida. Coloca puñados de semillas de girasol dispersos por la casa. Te recomendamos contar la cantidad de semillas que pones para que, si tu hámster sigue en casa, puedas notar su presencia y no desanimarte. Otro buen consejo es esparcir harina o maicena alrededor de las semillas para que, cuando tu hámster se acerque a ellas, deje un pequeño rastro que puedas seguir. Puedes hacer lo mismo en puntos estratégicos de la casa, como armarios, cajas, puertas, etcétera. Así te harás una idea de dónde puede encontrarse.

También es recomendable colocar papel aluminio o cualquier otro que pueda hacer ruido en el suelo: en caso de que tu hámster pase por ahí, le escucharás. Por supuesto, también te aconsejamos no mover la jaula de su sitio: deja la puerta abierta y un pequeño camino de su comida favorita que conduzca a la jaula. A veces con eso es suficiente.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario