Consejos para seleccionar las jaulas para hámster ideales

Contenido del artículo

Una de las experiencias más agradables es la de cuidar a un hámster como mascota. Se trata de animales verdaderamente adorables. Además, implica una gran responsabilidad, por lo que otorgarles unas jaulas para hámster de calidad es importante para que se sientan a gusto.

Ahora bien, escoger la jaula ideal puede no ser una tarea fácil. Sobre todo, si no estás bien informado sobre cuáles son las comodidades que todo hámster necesita en su jaula. Por ello, nos centraremos en hablar todos los puntos que se deben considerar para escoger una jaula adecuada.

Jaulas para hámster

Lo cierto es que cuando tienes la información correcta esta tarea se vuelve muy sencilla. De hecho, se puede convertir en un auténtico placer encontrar el hogar ideal para estos pequeños animalitos.

¿Cómo escoger jaulas para hámster?

Lo primero que se debe aclarar que es que, cuando se trata de comprar jaulas para hámster, es necesario fijarse en muchas cosas más allá del precio. No debes caer en el error de pensar que, si una jaula tiene un alto coste, su calidad es necesariamente mejor.

Hámster pequeño

Lo cierto es que, dependiendo de las necesidades de tu hámster, muchas veces podría ser mejor opción optar por una jaula más económica. Generalmente, los aspectos más importantes que se deben considerar antes de hacer la compra son:

  • Tamaño del hámster. Mientras más grande el hámster, más espaciosa debe ser su jaula. Por ello, se recomienda medirlo antes de comprarla.
  • La raza y necesidades de la misma. No todas las razas de hámster son iguales. Algunas exigen unas características muy específicas.
  • Si irá en el suelo o se colgará. En este último caso será necesario invertir también en un soporte.
  • Se debe respetar ciertas medidas mínimas: 50 o 60 centímetros de largo, 20 o 25 centímetros de altura y 30 centímetros de anchura. De esta forma es posible que el hámster se desarrolle a plenitud y realice cómodamente sus actividades diarias.

Ahora bien, estas son solo las consideraciones generales. Sin embargo, en algunos aspectos es necesario profundizar, pues involucran temas que requieren explicación.

Materiales de fabricación

Este es un aspecto muy importante, por lo que debería ser uno de los primeros factores a considerar para saber cuál de las jaulas para hámster que tienes en mente es más conveniente. Los mejores materiales son el plástico fuerte, metal galvanizado y fibra de vidrio.

Asimismo, se recomienda evitar materiales como el zinc, aluminio o madera, ya que estos no ofrecen buena durabilidad y el hámster podría romper las paredes de la jaula usando sus dientes, por lo que correrías el riesgo de que se escape.

Hámster en jaula

Por otro lado, no se recomienda que el suelo de la jaula sea de rejilla o alambre, porque esto hace posible que el hámster se lastime sus patas o la cara. El material más recomendado para el suelo es el plástico.

Quizá te interese leer:  Las 10 especies de pequeños mamíferos más fáciles de cuidar para tener en casa

Además, siempre es recomendable agregar sustrato en la base. No obstante, el sustrato seleccionado no debe ser de pino o cedro o de cualquier otro material que posea toxinas. Los sustratos idóneos son pellets de trigo, virutas de álamo y sustratos de base de papel prensado incoloro.

Por último, si adquieres una jaula pintada, debes mantenerla vigilada, ya que no todos los tipos de pintura ofrecen resistencia ante los mordiscos del hámster.

Tipos de jaulas para hámster

Otro aspecto importante que se debe mencionar es que no existe un solo tipo de jaula, sino varios diferentes. Cada uno tiene sus propias características y ventajas:

Jaula de alambre

No se trata de la opción más popular, pero aun así es la favorita de muchos dueños de hámsteres. Consiste en una jaula revestida sobre una base de plástico extraíble y barras de alambre. Es posible encontrar diseños de diferentes niveles, lo que ofrece al hámster un amplio entorno para explorar.

Las mejores son las más grandes. En el caso de la separación de las barras, esta debería ser de 1,25 centímetros. Si es superior a esta medida, se corre el riesgo de que el hámster se pueda escapar, sobre todo si se trata de una raza pequeña como el hámster Roborowski.

Por otro lado, es muy recomendable que estas cubras el suelo con plataformas sólidas, ya que los suelos de alambre pueden ser muy incómodos para los hámsteres. Además, la puerta de este tipo de jaula siempre debe estar correctamente cerrada o se correrá el riesgo de que el hámster se escape.

Cabe destacar que son uno de los tipos de jaula más fáciles de limpiar, la variedad de estilos disponibles es muy amplia y también tienen la ventaja de que son uno de los tipos que ofrece mejor ventilación.

Acuario

Los acuarios no son solo para los peces, también pueden ser un buen hogar para tu hámster. Específicamente, hablamos de los acuarios de cristal que poseen una pantalla encima. Los hámsteres aprecian las esquinas de estas estructuras. Además, gracias a la altura que los caracteriza es posible añadir en ellos una rueda de ejercicios, un accesorio prácticamente indispensable en las jaulas de estos animalitos.

Quizá te interese leer:  ¿Sabes qué comen los erizos para sobrevivir?

Además, se trata de uno de los tipos de jaula más seguros, ya que no hay forma de que el hámster logre escalar el cristal para escapar. Entre los materiales disponibles para este tipo de jaulas se encuentra el plexiglás junto a una base y el vidrio sólido. Ambas opciones son bastante seguras.

Sin embargo, un requisito extra para esta clase de jaulas es colocar una cubierta de malla en la parte de seguridad. Ten en cuenta que a veces puede ser difícil encontrar jaulas para hámster de este tipo debido a que no todas las tiendas de mascotas ofrecen acuarios diseñados para hámster.

En tales casos, no debes preocuparte, ya que los acuarios para peces también se pueden utilizar. Cabe mencionar que no todo son ventajas. Un punto negativo de los acuarios es que requieren una frecuencia de limpieza mayor.

Por otro lado, no cuentan tampoco con una ventilación muy buena, por lo que, si no las limpias periódicamente, los olores de la orina del hámster se intensificarán, reduciendo su calidad de vida.

Jaula de tubos

Este tipo de jaulas posee espacios aptos para la expansión. Consisten en múltiples tubos interconectados, los cuales pueden poseer miradores y ruedas, entre otros accesorios para hámster. Dada su versatilidad, es una de las mejores opciones si estás interesado en darle un hogar muy variado y repleto de actividades por hacer para tu hámster.

De hecho, estas jaulas parecen un pequeño parque de juegos. El tamaño dependerá de la cantidad de hámster que vayas a tener. Las medidas genéricas son de 38 cm x 32 cm. Es una medida perfecta para una jaula que contenga a dos hámsteres pequeños. Tan solo ten en cuenta que un mayor número de hámsteres también exige un mayor número de accesorios.

Jaula de madera

Como se comentó anteriormente, este material no es ideal, ya que algunos hámsteres podrían romper sus paredes con sus dientes y escapar. No obstante, les agradan a algunos dueños. Están disponibles en una gran cantidad de formas y tamaños. Además, tienen la gran ventaja de que vienen con accesorios incluidos, por lo que no tendrás que comprarlos como un extra.

Los hámsteres de razas más tranquilas son los más aptos para este tipo de jaulas, por lo que deberías evitarlo si optarás por una raza más grande e inquieta.

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!