Consejos para evitar que tu gato arañe los muebles y utilice más su rascador

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Se trata de una de las mayores preocupaciones que tienen aquellos que conviven con un gato o tienen pensado hacerlo. ¿Cómo va a quedar nuestra casa? ¿Cuáles van a ser los desperfectos? Cuando tenemos un animal, obviamente mantener la casa limpia y recogida nos va a llevar un mayor esfuerzo, pero nada que no merezca la pena teniendo en cuenta todo lo que recibimos de estos felinos. Con el fin de ayudarte a que no haya muchos cambios en tu día a día cuando decidas contar con la presencia de este animal, en este artículo vamos a darte algunos consejos para evitar que tu gato arañe los muebles.

¿Por qué arañan los muebles los gatos?

En primer lugar, cabe destacar que un gato araña los muebles por instinto, no se trata de ningún juego, sino de un comportamiento natural del animal. Por ejemplo, los gatos arañan para librarse de las capas muertas de tejido de sus uñas y mantener sus garras cuidadas. Pero, además, rascan objetos para marcarlos, una estrategia que les sirve para comunicarse con otros congéneres.

Existen aún más motivos, y es que muchos gatos rascan los muebles de un hogar para liberarse del estrés. Por lo tanto, para evitar que arañe los muebles siempre deberemos de tener en cuenta su estado de ánimo, con el fin de encontrar una solución realmente efectiva al problema.

Evitar que el gato arañe los muebles

Para evitar que tu gato arañe los muebles hay que tener en cuenta numerosos aspectos. Entre ellos se encuentran el lugar en el que se sitúan las zonas donde araña el felino; si los lugares en los que lo hace están en situación horizontal o vertical; y el aspecto y la textura que tienen.

evitar que tu gato arañe los muebles

Rascadores

Una vez conocidos los gustos de rascado de uñas que tiene el gato, hay que sustituir los objetos domésticos por rascadores lo más similares posible. De este modo, hay que colocar los rascadores autorizados para el felino cerca de las zonas inapropiadas de rascado que ya estaba utilizando. Por supuesto, hay que asegurarse de que el nuevo rascador es estable y no se mueve mientras que el gato lo usa.

Los rascadores pueden ir, poco a poco, alejándose de los muebles que antes empleaba el felino y ser colocados en las zonas deseadas.

Tipos de rascadores

Son muchos los tipos de rascadores que podemos encontrar en el mercado. Incluso podemos construir uno nosotros mismos de cartón, que puede ser igual de efectivo. Con todo, tenemos la oportunidad de adquirir rascadores planos, que normalmente se colocan en el suelo y son los más económicos.

Asimismo, existen rascadores verticales, para aquellos gatos que disfrutan estirándose a la vez que rascan. También rascadores para esquinas, muy apropiados porque ocupan una gran parte de la pared, lo que atraerá la atención del animal.

Igualmente, están los rascadores en forma de torre. Son los más atractivos para los animales, no solo pueden arañar en ellos sino que también pueden jugar, dormir y escalar. Ahora, cabe destacar que son los más caros.

Las mejores ofertas de rascadores para gatos que hemos encontrado

Superventas No. 1
Dibea KB00253 Árbol Rascador para Gatos, Escalador, Altura 80 cm,...
  • Base: 50 x 30 cm, Altura: 80 cm
  • Barras de sisal de unos 8 cm de diámetro
  • 1 caseta, 1 plataformas, 1 bola de juego
  • Material extrasuave
  • Sisal resistente para el cuidado de las uñas
Superventas No. 2
dibea Árbol rascador para Gatos, 112 cm (Gris)
  • Color: gris
  • Base 40 x 40 x 40 cm, altura 112 cm
  • Medidas incluidas Estructuras 67 x 55 x 112 x 112 cm
  • Rascador 8 cm de diámetro aproximadamente
  • 3 plataformas, 1 cueva, 2 pelotas
Superventas No. 3
Navaris rascador para Gatos - Protector para Esquina de sofá o...
  • Protección: Regálale a tu gato esta práctica funda de fibras de...
  • Diversión: Con esta alfombra rascadora tus gatos y perros se lo...
  • Sisal natural: La protección de la alfombra está hecha de sisal, un...
  • Material: La otra mitad de la tela está hecha de lino de color gris,...
  • Cuidado del hogar: El forro contra arañazos cubrirá las esquinas de...

Cubrir los muebles

Una de las opciones para conseguir que los gatos dejen de arañar ese mueble por el que muestra predilección es cubrirlo. Debemos utilizar una tela u otro tipo de material que no le parezca nada atractivo a nuestra mascota. De este modo, poco a poco el gato tendrá que adaptarse al elemento que hayamos adquirido para él. Ahora, el mueble debe estar cubierto una larga temporada. Solo podremos descubrirlo cuando estemos plenamente convencidos de que el felino no volverá a repetir su mala conducta. De no ser así, deberemos repetir de nuevo todo el proceso.

Hierba para gatos

El entorno en el que viva el gato debe ser atractivo y estimulante. Esta máxima es muy importante cuando los felinos son domésticos y no tienen acceso a jardines o terrazas protegidas.

Por ello, no solo es importante colocar varios rascadores dentro de la vivienda, de distintos tipos y situados en zonas diferentes, sino que además, estos objetos pueden llegar a ser más efectivos si se frotan con hierba gatera.

¿Qué es?

Se trata de una planta similar a la menta o la hierbabuena que produce un efecto muy curioso en la mayoría de gatos. La responsable de la respuesta del gato a la hierba gatera es una molécula llamada napetalactona. Se cree que esta molécula puede estar relacionada con la activación de las áreas del sistema nervioso central responsables de la conducta sexual del gato.  La hierba gatera no tiene por qué suponer un riesgo para los gatos, siempre que se exponga al animal a esta planta con moderación.

Otras opciones

También existen sprays con un olor que repele a los gatos. Estos simplemente deben aplicarse sobre la zona a la que no queremos que el animal se acerque. No dejan residuos ni perjudican a la salud de aquellos que estén en contacto con el producto.

evitar que tu gato arañe los muebles

No reñir al animal

Los gatos aprenden y, por supuesto, pueden ser educados. Pero, como las personas, los felinos aprenden poco a poco. Por lo tanto, ¿qué debemos hacer si el animal continúa arañando los muebles a pesar de seguir los consejos descritos?

Regañarle, por ejemplo, solo funcionará si le sorprendemos in fraganti rascando sus uñas en el lugar incorrecto. Reprenderle, siempre con palabras suaves para que lo entienda, pero después de que lo haya hecho, será inútil. Además, solo se logrará atemorizarlo y que pierda su confianza en nosotros.

La desungulación

Si estás pensando en la desungulación para evitar que tu gato arañe los muebles, simplemente, descarta esta opción. La desungulación es la eliminación definitiva de las uñas del gato a través de una operación quirúrgica. Al extirparlas se extrae junto con ellas la primera falange del dedo.

Ahora, para tu gato, las uñas son una de las herramientas más importantes en su vida diaria. Las usa para rascarse, jugar, escalar, defenderse, cazar y para casi todas las actividades que hacen a diario. Por lo tanto, esta operación les quita vida, sus instintos naturales, y todo ello para siempre.

Afecta incluso a la hora de caminar

La desungulación afecta, incluso, al simple acto de caminar. Al andar, toda la superficie de la garra del gato está en contacto con el suelo y entonces, cuando le falta el extremo de la misma, el felino se ve obligado a modificar su postura corporal y su forma de caminar. Con el tiempo, esto le puede desencadenar lesiones dolorosas y cojera.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario