Prendas veterinarias, la alternativa al collar isabelino

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Las prendas veterinarias o prendas protectoras veterinarias son una gran alternativa para el collar isabelino. En nuestro artículo de hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre este original accesorio que está revolucionando el mundo de la veterinaria. Empezamos por decirte que fueron inventadas y patentadas en España y que, si eres veterinario o particular, de momento solo puedes ponerte en contacto con sus creadores para adquirir una de estas innovadoras piezas.

¿Qué son las prendas veterinarias?

Las prendas veterinarias o prendas protectoras veterinarias PPV, fueron diseñadas para proteger a nuestras mascotas en caso de lesiones o cirugías. ¿No te ha pasado que, como parte del postoperatorio, tienes que colocar a tu mascota un molesto collar isabelino? Se trata de un cono de plástico, de distintos tamaños, que los veterinarios recomiendan para evitar que las mascotas tengan acceso a heridas causadas por lesiones o cirugías.

Gracias a las prendas veterinarias, el área afectada se mantiene limpia y protegida. ¿Lo mejor de todo? Que las mascotas van a estar cómodas, tranquilas y libres de estrés. Además, tú también estarás mejor. No más collar isabelino, no más rozaduras con ese molesto accesorio con el que las mascotas suelen tirar con todo por la casa y, en ocasiones, hacernos daño al pasar. Las prendas veterinarias están recomendadas para perros, gatos, e incluso equinos.

Las prendas veterinarias son una gran alternativa al collar isabelino

¿Para qué sirven las prendas veterinarias?

Su principal función es mantener aislada una zona del cuerpo del animal que ha sido afectada por una lesión o cicatriz quirúrgica. Como ya sabemos, los animales suelen lamerse las heridas, rascarlas, etcétera. Para evitar esta conducta y proteger las heridas, los veterinarios recomiendan el collar isabelino. Las prendas veterinarias cumplen la función de dicho collar, pero lo hacen mejor.

Te contamos que estas prendas pueden utilizarse sobre lesiones cutáneas (heridas, abscesos, picaduras, etcétera). También son ideales para los postoperatorios, pues protegen los puntos de sutura y grapas, sin que sea necesario poner un vendaje a la mascota.

Las PPV protegen los drenajes y mantienen la higiene de éstos, evitan que las mascotas se rasquen y se lesionen y, además, son ideales para la aplicación de medicamentos de uso tópico. ¿Cuántas veces no sucede que es necesario poner cremas o ungüentos a los perros y gatos y éstos terminan lamiéndose? Sí, las prendas veterinarias son la gran alternativa para estos tratamientos.

Las PPV sirven para cubrir férulas y escayolas para evitar que las mascotas las muerdan. También protegen los apósitos y vendajes que a los perros y gatos les gusta tanto arrancarse. Estas prendas también han sido diseñadas para aquellos casos en los que sea necesario dejar una cánula intravenosa en la mascota, mientras se cumplimenta un tratamiento. No solo eso: si tienes una mascota que sea hembra y está menstruando, estas prendas son ideales para adherir compresas, por ejemplo.

¿Por qué las PPV son tan recomendadas?

No solo porque gracias a ellas te podrás deshacer del collar isabelino, sino por el tejido con el que están fabricadas. Se trata de un material antibacteriano, lo cual hace que se mantenga la higiene en el área afectada. Las prendas veterinarias son elaboradas con nanopartículas de plata, un agente antimicrobiano muy eficaz. Gracias a estas propiedades, las mascotas pueden lamer las prendas sin riesgo alguno de que éstas se infecten y traspase la herida. El tejido también es muy recomendable, pues evitan el mal olor producto de la humedad o la suciedad.

Además, estos accesorios protegen las heridas de la exposición a los rayos del sol, ayudan a regular la temperatura del cuerpo, permiten que las mascotas se muevan con libremente y, lo mejor de todo es que pueden lavarse a máquina a temperaturas de hasta 40º.

Las prendas veterinarias se ajustan perfectamente al cuerpo de nuestras mascotas. Tienen hebillas metálicas, en vez de plástico, así que no habrá mordeduras por parte de los animales. Tienen sujeciones elásticas con velcro de alta calidad, lo que permite que las mascotas puedan moverse libremente y no estar incómodas.

Existen 5 tipos de PPV. Para cubrir abdomen y pecho (con y sin coquilla); para proteger el costado, la pata delantera, pata trasera y los cuartos traseros. Depende de las necesidades de tu mascota. Las prendas vienen en tallas estándar, pero puedes solicitar que se fabrique una que se ajuste a las medidas de tu mascota.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario