Cómo ayudar a las protectoras a superar el frío extremo por una tormenta de nieve o hielo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Los animales que se encuentran en adopción necesitan ayuda siempre. Hay que comprar alimentos, limpiar el espacio en el que residen y atenderlos en clínicas veterinarias para proteger su salud. Sin embargo, existen momentos en los que la implicación debe ser mayor, y tú puedes conseguir que así sea. De este modo, a lo largo de este artículo vamos a explicarte cómo ayudar a las protectoras a superar el frío en invierno. Si alguna vez has pensado en ser voluntario, pero has declinado la idea por falta de tiempo, a continuación te explicamos qué pequeños gestos puedes llevar a cabo para convertirte, de esta forma, en todo un héroe.

Ayudar a las protectoras a superar el frío en invierno

Cada invierno es diferente. Es cierto que siempre se caracteriza por las temperaturas bajas, pero, a veces, son extremas. Es más, hay años en los que se producen auténticos temporales de nieve y hielo, y esto complica la situación de aquellos seres de cuatro patas que se encuentran en adopción.

Sin embargo, tú puedes ayudar a reducir las consecuencias que producen este tipo de situaciones. ¿Sabes cómo ayudar a las protectoras a superar el frío en los meses más complicados? Te explicamos qué puedes hacer para conseguirlo a lo largo de este apartado.

Hacer de casa de acogida

¿Te encantan los animales, pero no te animas a adoptar uno a causa de que no puedes asegurar poder responsabilizarte de él toda la vida? Esta es una gran opción para ti. Acoger un perro o un gato durante los meses más duros del invierno es una bonita posibilidad para los que vivan en el refugio.

No importa el espacio que tengas en tu hogar porque siempre será mejor que vivir al aire libre con temperaturas bajo cero. No tendrás que preocuparte, además, por el dinero, ya que la ONG se ocupará de todos los gastos de manutención, ya sea de comida o de aquellos relacionados con el veterinario. Recibirás a cambio un montón de cariño, ya que el animal estará muy agradecido por tus cuidados.

Asimismo, te obligará a ponerte en forma al tener que salir con él cuando necesite hacer sus necesidades. Te sentirás más sano y más acompañado que nunca.

Donar material de abrigo

Otra de las opciones para ayudar a las protectoras a superar el frío es donar material de abrigo para proteger a todos sus animales. Colchones o mantas son perfectos para conseguir que perros y gatos, u otros seres, no estén en contacto con el suelo. También, para conseguir que su piel no esté en contacto constante con el viento, el agua o el hielo. ¿Te imaginas tener que vivir cada día, a cada minuto, con temperaturas bajo cero sin ropa de abrigo? A los animales les sucede lo mismo. Protégeles con pequeños gestos.

ayudar a las protectoras a superar el frío

Construir casetas y regalar transportines

En el caso de que tengas la posibilidad de construir casetas de madera o tengas transportines que puedas dejar o donar, sería una acción perfecta. Con estos elementos conseguirás que los seres más indefensos no se encuentren en la intemperie de manera frecuente. No será como disfrutar del calor de un hogar, pero sin duda, los beneficios serán muchos. Te sentirás muy bien contigo mismo al ser consciente de que hay perros, gatos y otros animales que duermen protegidos gracias a ti.

Donar pienso y comida húmeda

Este pequeño gesto puede hacerse todo el año, ya que es esencial para la subsistencia de los animales. Ahora, durante el frío, los responsables de las protectoras tienen que destinar sus recursos a otros elementos esenciales, como proteger los cheniles lo máximo que puedan. Por ello, si reduces sus gastos en comida, ya sea seca o húmeda, conseguirás que se sientan más aliviados. Se trata de una acción muy simple que puede salvar la vida de miles de animales.

Hacer un donativo

Por supuesto, si quieres involucrarte en ayudar a una protectora, pero apenas tienes tiempo para ir a comprar o acercarte a sus instalaciones, la solución es muy sencilla. Tan solo tienes que hacer un donativo a la asociación que elijas para que sus voluntarios se encarguen del resto. Con una pequeña cantidad podrán comprar una parte de aquello que necesiten, ya sea comida, correas, collares o abrigos para los peludos.

Limpiar las instalaciones

Cuando cae una gran cantidad de nieve, es necesario ir a retirar lo máximo que se pueda para que los espacios en los que se encuentran los animales no se conviertan en un auténtico congelador. Por ello, aunque dediques poco tiempo, conseguirás avanzar mucho. Se trata de trabajar para que estos seres desprotegidos vivan en las mejores condiciones posibles a pesar de las inclemencias meteorológicas.

¿Has visto que con muy poco tienes la oportunidad de ayudar a las protectoras a superar el frío en invierno? No la desperdicies y transforma el mundo. Sentirás que puedes con todo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario