Los 10 animales más rápidos del mundo que sería imposible alcanzar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Si te preguntamos cuál es el animal más rápido sobre el planeta, seguro que tu primer impulso es decir el guepardo. Pues no, aunque es uno de los animales más rápidos del mundo, hay otros que son más rápidos que él. O que el propio atleta Usain Bolt, el hombre récord que ha marcado la máxima velocidad a la que un hombre, ha corrido hasta la fecha. 45 km/h. Sin embargo, en la naturaleza hay animales mucho más rápido. Y no siempre los que pensamos. Estos son los 10 animales más rápidos del mundo a los que no podrías alcanzar nunca.

Los animales más rápidos del mundo

La velocidad es una de las armas que tienen algunos animales para garantizarse sus superviviencia. La mayoría de ellos lo hacen en calidad de depredadores, de tal modo que la velocidad en sus movimientos les prové de ventaja a la hoara de imponerse y conseguir su objetivo. ¿Quieres conocer cuáles son los animales más rápidos del mundo y su velocidad? Aquí te los mostramos.

Más allá de los halcones, las avestruces o los guepardos, que tienen la capacidad de alcanzar velocidades superiores a los 100 km/h. Sin embargo, no son solo los grandes animales quienes ostentan los récords de mayor velocidad. ¡Déjate asombrar! Algunos no los esperarías.

Pez espada

El halcón peregrino

Esta ave de majestuoso aspecto tiene la capacidad de volar a una velocidad media de casi 100 km/h. Pero en caso de que fuera necesario, por ejemplo para capturar a una presa, puede alcanzar los 360 km/h sin ningún problema. Es más que lo que muchos coches pueden decir, incluidos los fórmula 1. Además, incluso a esa velocidad, es capaz de mantener su aguda vista en perfectas condiciones.

Chita

El chita es un tipo de guepardo, y sí, está entre los más veloces del mundo. No en vano, es capaz de correr a más de 120 km/h…¡en muy pocos metros! Este felino, de bello pelaje, y apariencia tierna, es el depredador más rápido. Habitualmente, vive en zonas de Oriente Medio y la sabana africana, y además de una rapidez inigualable, cuenta con un sentido de la vista y el olfato muy desarrollado que le permite acechar a sus presas sin ser visto.

halcón peregrino, el animal más rápido del mundo

Pez vela

También en el agua no encontramos con algunos de los animales más rápidos del mundo, como es el caso del pez vela. Curiosamente, el pez vela tiene la misma velocidad de desplazamiento que un guepardo, 110 km/h.

Es bastante llamativo, ya que su pico, en forma de aguijón y sus escamas superiores le han valido el sobrenombre común de pez vela. Además de la velocidad para atacar, es uno de los animales que mejor se camufla, cambiando el color de su cuerpo para confundir a sus presas. ¡Todo un superviviente!

El escarabajo tigre

Volvemos a la tierra, y más concretamente a los insectos para conocer al cuarto animal más rápido del mundo. El escarabajo tigre es, desde luego, el insecto más rápido. Su tamaño engaña, pues es uno de los depedradores más peligrosos. Alcanza los dos metros por segundo.

A diferencia de los otros animales veloces, el escarabajo tigre no tiene la capacidad de mantener su vista al 100% cuando alcanza su mayor velocidad de desplazamiento, lo que hace que deba detenerse en su carrera para enfocar el camino o definir la ubicación de la presa.

escarabajo tigre

El tiburón Mako

El tiburón Mako es también conocido como el halcón del océano. Y es que es uno de los mayores y más peligrosos depredadores de los mares, además de ser uno de los animales más rápidos del mundo. Cuando está en plena caza, puede alcanzar los 120 km/h bajo el agua.

El colibrí

Retomamos las aves para hablar de este colorido pájaro. Es pequeño, precioso y muy veloz. Solo a cámara lenta puede el ojo humano detectar el movimiento de las alas. A pesar de su pequeño tamaño, puede volar con facilidad a 100km/h.

El pez espada

Muchos confunden al pez espada y al pez vela. Lo que comparten ambos, más allá de su aspecto, es su velocidad. El pez espada, al que también llaman Emperador o Gladiador, puede alcanzar los 100 km/h cuando está cazando una presa, y eso a pesar de sus 500 kg de peso.

guepardo

El tigre siberiano

El tigre, como felino, destaca por su color, pero también por su velocidad. Los tigres siberianos pueden llegar a alcanzar los 90 km/h, y lo hace sobre la nieve, que en ocasiones ofrece tanta resistencia como el propio agua.

Ardilla de las Carolinas

Esta es una de las especies de ardillas más curiosas. A pesar de que es originaria de América, se ha convertido en una especie invasora en Europa. Puede correr a una velocidad de 90 km/h en caso de necesitarlo.

Canguro gris oriental

Se le conoce más como canguro gigante y es capaz de alcazar los 80 km/h con sus saltos encadenados. Y eso a pesar de medir de media dos metros.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario